Potenciardor VS Limitante

Hoy me gustaría hablaros de un tema muy importante, y es NUESTRO ENTORNO.

Muy a menudo los entrenadores nos centramos en aprender solo de entrenamiento y nutrición pero la CLAVE realmente  está en ser capaz de aprender de otros ámbitos o disciplinas que potencien los resultados en el tuyo.

En este caso me gustaría hablaros de PSICOLOGÍA DEL ÉXITO de Mario luna.

Si os preguntara por una definición de ENTORNO ¿Qué me diríais?

Pues bien para “MI ENTORNO” se define como “conjunto de persona que me rodean y que influyen de manera directa o indirecta en los resultados que consigo en mi día a día”

Una frase muy famosa indica “eres la media de las 5 personas de las que te rodeas”. Y es que es fundamental rodearnos de personas con objetivos que luchen por ellos cada día, esto nos ayudará a esforzarnos al máximo por conseguir los nuestros.

¿Por qué?

Existen un tipo de neuronas, llamadas NEURONAS ESPEJO, cuyo objetivo es adoptar actitudes similares o empatizar con aquellas personas que se encuentran en nuestro entorno.

Por ello nuestro CÍRCULO ES CLAVE, en estos últimos años he tenido el placer de poder experimentar un concepto denominado NORMALIZACIÓN.

¿En qué se basa?

El concepto de normalización, consiste en ver resultados excepcionales como algo común donde podemos apreciar donde en un entorno que todo el mundo levanta más de 100kg en sentadillas, como un hecho no muy destacable. 

Sin embargo, os puedo decir de primera persona, que la primera vez que vi en el gimnasio a un atleta coger dicho peso lo veía como algo excepcional. Pensaba “madre mía como tiene que pesar eso”.

 

A día de hoy es un peso que mucha de las chicas de mi equipo manejan sin dificultad. 

Cuando te rodeas de personas exitosas o que consiguen resultados elevados, lo normalizas y tienes la capacidad de conseguir esos resultados en un periodo de tiempo inferior al cual lo conseguirías si no estuvieras rodeandote de esas personas.

Analizando el punto de partido hacia la consecución de nuestros objetivos, deberíamos pararnos a pensar:

  1. El entorno: actualmente, ¿me rodeo de las personas adecuadas para ser capaz de alcanzar los máximos resultados en el menor tiempo posible?
  2. Mi situación: actualmente, ¿cada día estoy dando los pasos adecuados para ser capaz de llegar a conseguir mis objetivos, estoy en la situación ideal para ello?

Estos conceptos se relacionan con POTENCIADOR vs LIMITANTE. 

 

Cada vez que en mi día a día voy a llevar a cabo una acción pienso:

Lo que he decidido hacer me acerca  a mis objetivos POTENCIANDO los resultados o ME LIMITA a conseguirlo. Y es que esta es una reflexión que deberíamos hacernos en nuestro día a día cuando llevamos a cabo cualquier acción.

De esta forma dejaríamos de perder tiempo en aquellas acciones que no separarán de donde nos proyectamos, dedicándose a aquellas acciones que nos acercarán  nuestros objetivos.

Un claro ejemplo sería salir con los amigos, ¿me potencia o me limita?

Puede ser ALTAMENTE POTENCIADOR, os explico el porqué:

El salir con nuestros amigos nos puede llevar a desarrollar un conjunto de habilidades sociales como la comunicación, capacidad de expresarnos ante otras personas… Que podemos utilizar en nuestro día a día para de esta forma ser mejor en el desarrollo de nuestro empleo.

Por ello acciones potenciadoras no son únicamente rodearnos de libros y pasar el día entrenando y estudiando, pero si tener la capacidad de diferenciar aquellas acciones que nos llevarán al éxito o saber como una decisión aparentemente limitante puede llegar a ser potenciadora.

 

El siguiente punto que me gustaría hablaros es: “SÉ MÁS FUERTE QUE TUS EXCUSAS”

El ser humano está concebido para buscar la felicidad a corto plazo, en PSICOLOGÍA DEL ÉXITO Mario Luna lo denomina “AQUIYATOR” es decir, quiero conseguirlo aquí y ahora. 

Es muy común como la mayor parte de la población llena su día a día de excusas que lo alejan de sus objetivos y provocan frustración con ellos mismos.

Pero los resultados más excepcionales llevan detrás un enorme trabajo, un trabajo de planificación a corto, medio y largo plazo. Proyectarnos en un OBJETIVO pero teniendo la capacidad de cada día recorrer los PASOS INTERMEDIOS que nos llevarán a alcanzarlo.

Por último me gustaría animaros a ser vuestro SUPERYÓ, analizando vuestra situación actual teniendo claro los siguientes puntos.

  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Cuando quiero conseguirlo?
  • ¿Cómo voy a conseguirlo?

De esta forma constantemente estamos entrenando a nuestro SUPERYÓ para que mi mente realice cada una de las acciones POTENCIADORAS, teniendo la capacidad de cada año mantenernos en línea con nuestros OBJETIVOS siendo capaz de dar los PASOS INTERMEDIOS planificados para lograr la CONSECUCIÓN DE LOS MISMOS.

Hoy el mensaje que me gustaría transmitiros es: 

 

“SÉ MÁS FUERTE QUE TUS EXCUSAS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba